Este libro está dirigido fundamentalmente a los niños, a los adolescentes y a los jóvenes. Es un homenaje también a los prisioneros asesinados en Curajaya. El agradecimiento a quienes, al riesgo de sus vidas, le dieron protección y abrigo a los heridos de la emboscada de Pino 3 y supervivientes de Curajaya. El agradecimiento a Arys Galdo Céspedes, por las sugerencias.

Prólogo

En Emboscada, Lázaro David Najarro Pujol nos da el anticipo de lo que sería este libro que hoy tenemos en nuestras manos. En su anterior testimonio nos narra todo lo ocurrido en la emboscada de Pino 3 y la masacre de La Caobita, donde murieron 33 combatientes de la Columna invasora Cándido González Morales el 27 septiembre de 1958.
Entre los testimoniantes se encuentra el hoy coronel (retirado) René Vallina Mendoza, sobreviviente de aquel episodio de la lucha insurreccional, quien es el protagonista de Tiro de gracia, la nueva obra de Najarro, que complementa el libro anterior. Aquel era la presentación, el homenaje póstumo de aquellos combatientes rebeldes caídos en desigual combate, con los datos mínimos de sus vidas, su lucha, haciendo buenas las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro de que: “Mis compañeros, además, no están ni olvidados ni muertos; viven hoy más que nunca y sus matadores han de ver aterrorizados cómo surge de sus cadáveres heroicos el espectro victorioso de sus ideas (...)” [1]En aquel libro todos, aún los más humildes, quedan reconocidos y sin dudas venerados por el pueblo. En la obra que hoy nos ocupa se narra, en primera persona, lo ocurrido a René Vallina Mendoza y sus tres compañeros en la noche del 8 de octubre de 1958, cuando son fusilados inmisericordemente por crueles soldados batistianos. ¿Fusilados? Sí, fusilados e incluso dándoles el tiro de gracia.
Lo que ocurrió en aquellos graves momentos y en las horas y días siguientes, así como en los anteriores que median entre la ya célebre emboscada y masacre, sólo podemos saberlo por las palabras de René Vallina, recogidas por Lázaro David Najarro Pujol, quien ha dado a las mismas el tono literario necesario, mínimo, pero que refuerza el realismo de la trágica situación, uno de los más dolorosos episodios de la lucha insurreccional en la provincia de Camagüey.
Tiro de gracia fue llevada a la radio, en adaptación del propio autor, transmitida por la emisora Cadena Agramonte, en 1999, como serie dramatizada—testimonial. Su realización obtuvo el Gran Premio de la Radio, en géneros informativos, en el año 2000. Najarro es un periodista que ha logrado una amplia superación, producto de su voluntad y sus estudios en el transcurso de las dos últimas décadas.
Esta obra, por el tema que trata, por la veracidad de sus situaciones, por ser el reflejo fiel de una cruel etapa de la felizmente derrotada tiranía de Batista, por la fuerza de su personaje protagónico, bien podría ser una novela histórica; pero al menos, en la forma presentada, como un real testimonio de alguien que por suerte aún está aquí, junto a nosotros, sin duda logrará conmover y al mismo tiempo hacer meditar a los lectores, a los que vivimos aquella época ya superada y a los más jóvenes, que pueden así, con libros como Emboscada y Tiro de gracia, conocer lo que para muchos pueda ser sólo una leyenda: La emboscada de Pino 3, la masacre de La Caobita y el crimen de Curajaya.

Rómulo Loredo Alonso.

[1] Castro Ruiz, Fidel: La Historia me absolverá. p. 79. Comisión de Orientación Revolucionaria. La Habana. 1973. Todas las notas, salvo indicación contraria, son del autor.

1 comentario:

alicia robles dijo...

Interesante y educativa esta historia,proboca leerla para aprender mas de la historia cubana ,felicidades a escritor de esta obra

Acerca del autor

Acerca del autor

Biobibliografía

Lázaro David Najarro Pujol (Santa Cruz del Sur, 1954) Licenciado en periodismo es autor de los libros de testimonio Emboscada (Editorial Ácana, 2000), Sueños y turbonadas, (Editorial Alaleph.com, 2007) y Nuevo periodismo radiofónico (Editorial Pablo de la Torriente Brau, 2007). Ha obtenido más de 30 premios y menciones en concursos periodísticos, literarios y festivales nacionales de la radio, entre ellos se incluyen el primer premio en Documental en el Festival Nacional de la Radio (1991), premio Sol de Cuba (1986), premio Primero de Mayo (1988), mención especial en el concurso literario 26 de Julio de las FAR (1999), el Gran Premio Nacional de la Radio (2000) y premio Extraordinario 25 Aniversario de la ANIR (2002). Labora en la emisora Radio Cadena Agramonte.